miércoles, 17 de julio de 2013

¡¡¡ A CAMINAR DESCALZO SE HA DICHO!!!!





¿Desde cuándo no camina usted descalzo? Conozco personas que no lo hacen desde que eran niños. Y aunque salimos a disfrutar de la naturaleza, vamos al parque, a la montaña, etc., en realidad no nos conectamos con ella. Vivimos aislados (eléctricamente hablando) por medio de las suelas de nuestro calzado y la ropa que usamos.
                                                                               

 Cada día hay más evidencias científicas que demuestran que muchos problemas de salud pueden ser debidos a nuestra "desconexión" con la tierra. Y cuando hablo de problemas de salud me refiero a dolencias como dolores crónicos, artritis, alergias, insomnio, obesidad, insomnio, fatiga, problemas inmunológicos, hipertensión y muchas otras que por ahora no me las van a creer.

Estamos rodeados de campos electromagnéticos y no los percibimos. De hecho, somos seres electromagnéticos y no lo sabemos.  ¿Cuántas veces habremos padecido de dolores de cabeza, subidas inesperadas de tensión, angustias o depresiones inexplicables que pudieron haberse resuelto con tan sólo poner los pies descalzos en el piso?
Es tan sencillo, que es como  para no creerlo. Hasta que lo estudiamos.

Nunca había sido tan evidente el poder sanador de la madre tierra como en este caso.

Es probable que usted sepa que la Tierra tiene un campo electromagnético. Pero ¿sabía usted que el cuerpo humano también lo tiene, más aún que es posible que cada célula lo tenga?


Estos campos electromagnéticos naturales son beneficiosos, no como los otros campos electromagnéticos de los que nos han dicho que son dañinos para nuestra salud.  Me refiero a los de las torres de alto voltaje, los de las antenas repetidoras de las microondas de los teléfonos celulares e incluso los de los electrodomésticos que nos rodean.

Los campos electromagnéticos del cuerpo son naturales, forman parte de nuestro ser y son beneficiosos. Ayudan a regular procesos bioquímicos importantes y permiten a las células comunicarse entre sí con impulsos eléctricos. Además están diseñados para interactuar con los campos electromagnéticos de la Tierra para ayudar a mantener una salud óptima.
Pero hay un problema: cuando usted está desconectado de la Tierra, los sistemas eléctricos de su cuerpo se alteran y la salud se deteriora. Y se hace más susceptible a los otros campos electromagnéticos: a los artificiales.

 Sólo son sanos los campos electromagnéticos naturales.

¿Es usted  una esas personas que dejan cargando el celular en su mesita de noche, tienen un televisor y/o una computadora  en su habitación y quizás también tiene un radio-reloj despertador cerca de la cama?

Cada día hay más científicos, organizaciones de defensa de la salud, organizaciones ecologistas e incluso gobiernos que están advirtiendo del daño tan grave para la salud que representan los campos electromagnéticos artificiales. Los resultados han sido tan alarmantes que incluso la Agencia de Protección del Medio Ambiente en los Estados Unidos a llamado a "limitar su exposicion".


Usemos los celulares tan sólo para lo imprescindible. No son equipos para mantener largas conversaciones. No le entreguemos estos equipos a los niños, ya que ellos son los más susceptibles.  No los dejemos cargando cerca de nuestra cama cuando nos acostamos. Apaguemos y de ser posible, desenchufemos todos aquellos electrodomésticos que no estemos usando. Y mantengámonos alejados de las áreas de mayor riesgo electromagnético como las torres de alta tensión, los condensadores  y las antenas repetidoras.

A todas aquellas personas con problemas de insomnio o mal dormir, les recomiendo que, antes de tomarse una píldora,  intenten primero caminar descalzos una hora en la noche y desconecten todos los aparatos eléctricos que tengan en su habitación. No basta con apagarlos, algunos hay que desenchufarlos, como los televisores, por ejemplo. Hagan la prueba por varios días y tan sólo en el caso de que no mejore el sueño recurran a otras soluciones para ayudarse a dormir.

Y a todos, mi recomendación de hoy: caminen descalzos todos los días, de ser posible una hora. Y rematamos como comenzamos:

¡¡¡ A CAMINAR DESCALZO SE HA DICHO!!!!

Revisen también: http://naturopatiaysalud.blogspot.com/2014/11/el-efecto-antena-y-las-bacterias.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario